El Banco de España analiza la situación del alquiler de pisos: informe sobre el mercado de la vivienda 2014-2019

Un informe reciente del Banco de España ha analizado con profundidad cómo ha evolucionado el alquiler de pisos y viviendas durante los últimos 5 años. Con el título “El mercado de la Vivienda en España entre 2014 y 2019”, el organismo público constata la dificultad con la que se encuentran determinados colectivos para acceder a la vivienda y, posteriormente, estudia algunas medidas públicas que pueden adoptarse para mejorar esa situación.


El informe parte de la base que los precios del alquiler se han incrementado los últimos años, sobre todo por el incremento de la demanda (en concreto de la gente joven). Queda bastante claro que las entidades financieras han endurecido las condiciones para conceder préstamos hipotecarios y eso ha llevado a mucha gente a decantarse por el alquiler de piso, antes que por la compra.
También la precariedad laboral en muchos casos y algunos cambios en la fiscalidad han provocado que muchos ciudadanos prefieran decantarse por el alquiler como opción de vida (frente a la opción de comprar un inmueble y ser propietario).
Otra idea interesante que conviene destacar y que el informe confirma: no se debe destinar más del 30% de los ingresos económicos de cada unidad familiar a pagar la renta de alquiler del piso o vivienda habitual, pues ello limita considerablemente la capacidad de gasto y ahorro de las familias. Por ello, es conveniente tener muy en cuenta, antes de firmar un contrato de alquiler, el nivel real de ingresos económicos de la parte arrendataria y compararlo con la totalidad de gastos que el alquiler de un piso concreto vaya a suponer.
Por último, y con el objetivo de solucionar el problema de acceso a la vivienda de determinados colectivos, el Banco de España considera como más efectivas aquellas medidas que ayuden a incrementar estable, directa y rápidamente el parque de viviendas destinadas al alquiler social, alquiler para personas en situación de vulnerabilidad económica. En ese sentido, limitar temporalmente los precios de alquiler en algunas ciudades concretas no parece que sea la mejor opción para el Banco de España: este organismo público considera que dicha medida puede tener efectos contraproducentes y no sirve normalmente para solucionar el problema de oferta insuficiente de viviendas para el nivel de demanda actual.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Compara

Cercar per paraules